TRABAJAR EN CASA CON NIÑOS; CÓMO COMPATIBILIZAR EL TELETRABAJO Y LA FAMILIA.

En esta cuarentena, uno de los mayores desafíos para las personas que son padres, es compatibilizar las horas de trabajo con las familiares, especialmente hablando de los hijos. Los padres deben trabajar, cocinar, ordenar, acompañar a sus hijos en las tareas y pasar tiempo con ellos. Pareciera imposible, pero muchas personas viven esta realidad día a día.

Y, además, nos proponemos ser los mejores papás del mundo. Queremos que aprendan lenguaje/ inglés/matemáticas, que jueguen, que no vean tanta tele, regalonearlos, cocinarles, etc. Pero cuando nos damos cuenta que tenemos que trabajar y hacer esa montonera de cosas, nos vemos sobrepasados, por no poder cumplir, por no ser un súper papá/mamá.

Es por esto que, como primera recomendación para las empresas, seamos conscientes de que esto ocurre y tomemos medidas al respecto. Por ejemplo, demos tiempos flexibles para la hora de trabajar, ya que talvez a algunos les acomoda trabajar más cuando sus hijos duermen. Preocupémonos de hablar con nuestro equipo de trabajo y ver cómo están en realidad, ya que por cumplir con las metas o compromisos del trabajo, pueden estar aumentando su nivel de estrés, presionándose y dando más de lo que normalmente soportan.

Segundo, algo que leí y escuché de una psicóloga que ha estado ayudando mucho, a madres sobre todo, en momentos de crisis y que me ha hecho mucho sentido en este último tiempo, es el “Desculpabilizarse en tiempos de crisis”. Magdalena Osorio, psicóloga clínica de la Universidad Adolfo Ibáñez, nos comenta algo muy certero sobre la carga emocional que están teniendo los padres en esta crisis:

“Bajen sus expectativas, bajen su autoexigencia y sean más autocompasivos/as con ustedes. Dejen de culparse, no van a ser peores mamás/papás por no haber podido cumplir con esa rutina que les sugirió Instagram tan maravillosa, por no haber podido hacer ese queque tan rico que querían hacerle a sus hijos, tampoco por que sus hijos estén más horas en el computador, en el ipad, etc. Y tampoco van a ser peores mamás/papás por querer parar, por querer detenerse, por pedir ayuda, por querer llorar, por sentirse sobrepasadas/os…” (Osorio, Magdalena, psicóloga clínica, 2020).

Magdalena hace un llamado a ir con calma, ya que estamos recién en un proceso de adaptación, que con el tiempo podremos ir armando rutinas y cumpliéndolas, pero permitirse también soltar, ya que además de ser padres, somos personas y tenemos todo el derecho de estar mal, de sentirse sobrepasados.

Si bien, el teletrabajo ha logrado que muchos que no veíamos a nuestros hijos durante el día, podamos hacerlo o pasar más tiempo en la casa o dormir hasta un poco más tarde, igual ha significado una carga emocional y física mucho más grande en comparación a la que tenemos habitualmente, ya que debemos hacer todo esto al mismo tiempo.

Es importante armar una rutina diaria, la cual iremos instaurando poco a poco.

“para que haya un poco de estructura ante tanto caos, pero no te olvides que no pasa nada si no resultó como querías, mañana será otro día y quizás sea mejor”(Osorio, Magdalena, psicóloga clínica, 2020)

 

Artículo redactado por: Sofía Zelada, CX Service Conosur Seguros.

Compartir

Más publicaciones de Conosur:

HUMANIZAR LA DIGITALIZACIÓN

El factor humano es irremplazable, especialmente en el sector asegurador. La digitalización permite estar donde antes no era posible, además de multiplicar el alcance y

Suscríbete a nuestro Newsletter