SEGUROS PARAMÉTRICOS: VENTAJAS Y COBERTURAS

Si bien en Chile aún se trata de un mercado incipiente, los seguros paramétricos ya cuentan con experiencias en el sector privado, especialmente en los ámbitos forestal, portuario y agrícola. Respecto a este último en particular, se visualiza un especial beneficio, toda vez que nuestro país, al igual que en gran parte de Latinoamérica, presenta zonas infra aseguradas expuestas a múltiples riesgos meteorológicos.

¿De qué hablamos cuando hablamos de seguros paramétricos? Una de sus principales características es que se trata de coberturas que no requieren de daño material, pero entregan liquidez ante la probabilidad de ocurrencia de un hecho particular. En relación a los seguros tradicionales, otra de sus características radica en que precisa que se cumplan los parámetros establecidos en el contrato. Es decir, por ejemplo, que se cumpla determinada magnitud en el caso de un evento sísmico, velocidad (o ausencia de) en fenómenos que tengan como protagonista el viento, o que se registre determinada cantidad de milímetros de lluvia. Tales parámetros son definidos según los requerimientos del cliente.

También en los seguros paramétricos se da la aceptación de pérdidas consecuenciales  sin tener daño físico en las propiedades, no existe el proceso de ajuste, en tanto que tampoco se aplican deducibles.

Cobertura

En la actualidad existen seguros paramétricos para sismos, huracanes, sequías, olas de calor, incluso para la altura de olas, entre otras coberturas, y suelen ser utilizados por empresas de los sectores agrícola, forestal, de telecomunicaciones, entretenimiento, bienes raíces, comercio, eventos deportivos y transporte.

También han sido incorporados por empresas desarrolladoras de energías renovables, especialmente eólicas, con cobertura ante la falta o exceso de viento.

Si bien en nuestro país todavía se trata de un mercado que se desarrolla tímidamente, es posible prever su potencial. Si pensamos específicamente en infraestructura pública, los paramétricos para terremotos pueden ser una solución para este fenómeno de la naturaleza que se produce con frecuencia en Chile.

El cambio climático es un hecho y los fenómenos meteorológicos extremos son cada vez más frecuentes y con un impacto mayor. Devastadores incendios, como los hemos visto este año en Australia, Francia o Argentina, o inundaciones históricas como ha ocurrido en Corea del Sur, son alarmantes ejemplos.

Las previsiones no son en absoluto halagüeñas, por lo que, en lo que aseguradoras se refiere, éstas tendrán que innovar para gestionar el riesgo y seguir ofreciendo cobertura a los clientes. Los especialistas del sector coinciden mayoritariamente en la apreciación de que, si bien los seguros totalmente automatizados son la clave para asegurar a los más vulnerables frente a las catástrofes climáticas cada vez más frecuentes, los obstáculos para aplicar plenamente estos programas a escala son increíblemente complejos.

De ahí que las soluciones que se propongan deben tener características integrales, operativas y a medida, que puedan ser factibles de ser integradas en los canales de los clientes. Información sobre normativa industrial y local, la capacidad, la ciencia, los datos y el desarrollo de software deben ser parte de un producto de seguros paramétrico automatizado que cubra todas las etapas del ciclo de vida de una póliza.

 

Fuente: Diario Financiero, 4 de agosto de 2022.

Compartir

Más publicaciones de Conosur:

HUMANIZAR LA DIGITALIZACIÓN

El factor humano es irremplazable, especialmente en el sector asegurador. La digitalización permite estar donde antes no era posible, además de multiplicar el alcance y

Suscríbete a nuestro Newsletter