RECOMENDACIONES PARA EL DESCONFINAMIENTO

Hoy, es obvio prevenir y cuidarnos. Pero ojo, al parecer no siempre lo es. El virus sigue afuera y es una amenaza real, y aún hay personas que no se dan cuenta. Se puede ver en la calle, cuatro o más personas conversando a menos de un metro entre cada una, o muchas filas en las que el distanciamiento social fue una cosa del pasado. La pandemia no se ha acabado y el desconfinamiento tiene doble filo. Por eso es importante recordar que hay que respetar las medidas de prevención continuamente.

Existe un consenso científico que puede reducir la propagación del virus, y también nos puede ayudar a entender las indicaciones generales, que muchas veces, y sobre todo hoy, parecen confusas. Las recomendaciones de los científicos apuntan a:

  • Evitar el contacto físico. Es necesario seguir respetando las reglas de prevención como si estuviésemos en cuarentena. Distanciamiento social de 1,5 metros entre las personas, siempre usar mascarilla, lávate constantemente las manos, no es recomendable abrazar ni estrechar manos. Evita también las conversaciones cara a cara, aunque estén a 2 metros de distancia, porque constituyen un contacto cercano y, por lo tanto, un riesgo mayor. En el caso de ir a lugares públicos, estos deben tener reglas de prevención. No toques superficies. Es esencial tener conciencia de que el virus se contagia muy fácilmente.
  • Ventilación. Abre las ventanas de tu casa, deja que entre el aire. Si estás en lugares en donde hay más gente, intenta estar siempre al lado de una ventana o puerta abierta que dé al exterior. Con la ventilación, el virus se debilita. “Cuando hay aire que no circula, las gotículas permanecen más tiempo del que uno esperaría, y habrá mucha contaminación en las superficies”, dice Muge Cevik, experta en enfermedades infecciosas y virología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Saint Andrews, en Escocia.
  • Decide prevenir. Cada uno de nosotros debe tener conciencia de que nuestras acciones tienen consecuencias que pueden afectar a otros. Toda la población está expuesta a contagiarse si no se previene de forma responsable. “Somos los guardianes de nuestros hermanos”, explica Bárbara Taylor, especialista en enfermedades infecciosas en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas, Estados Unidos. “Aunque no estoy en un grupo de riesgo, estoy regularmente en contacto con personas que sí lo están, por lo que se trata, no sólo de pensar en nosotros, sino en todas nuestras comunidades, y en cómo nos debemos proteger los unos a los otros”.

Estamos viviendo un descofinamiento luego de una pandemia, algo no menor, y es normal que quieras salir a caminar, andar en bicicleta, correr, tener contacto con la naturaleza y más. Si tienes ganas de salir, hazlo y prefiere siempre ir a parques, a espacios amplios y abiertos, en donde no haya aglomeraciones y en donde las personas puedan caminar con distancia de sobra entre ellas.

Compartir

Más publicaciones de Conosur:

HUMANIZAR LA DIGITALIZACIÓN

El factor humano es irremplazable, especialmente en el sector asegurador. La digitalización permite estar donde antes no era posible, además de multiplicar el alcance y

Suscríbete a nuestro Newsletter