PREVENCIÓN DE PÉRDIDAS EN TRANSPORTE Y CARGA EN TIEMPOS DE COVID-19

Es un hecho que los efectos del Covid-19 han generado una disminución en la compra de automóviles, camiones y buses nuevos, lo que ha impactado a la industria de los seguros de transportes, tanto la carga como los mismos vehículos. A nivel nacional hubo una baja con respecto al año pasado: de un 36,5% a un 49,6% en el mes de marzo de 2019 al de 2020, respectivamente, según comparó la Asociación Nacional Automotriz.

Esto, sin duda, afecta a la industria automotriz, pero sobre todo a la industria aseguradora por dos razones. Primero el contrato de los seguros, de autos, camiones, buses y flotas nuevas, ha sufrido negativamente por la menor demanda hacia estos, tanto en su transporte de las importaciones, como también n los seguros asociados a sus flotas. Y, segundo, la incertidumbre de si los asegurados renovarán o no sus seguros.

Además, se tienen que considerar las medidas que vaya tomando el gobierno frente al Covid-19. Estas podrían ser claves en el avance o estancamiento del virus y, por ende, en la recuperación de la economía. Se podría decir que las medidas del gobierno tanto de aislamiento como de cuarentena son hoy un apoyo para las compañías de seguros de cara a los números negativos que pueden ocasionarse con una baja en la contratación de seguros. ¿Por qué? Porque limitan la libre circulación de vehículos a nivel país, y esto disminuye la probabilidad de riesgos y siniestros.

Ahora bien, surgen las siguientes preguntas: ¿qué pasa con las cargas en tránsito? ¿qué es lo que aconsejan los expertos para los propietarios de cargas? ¿cuáles son las medidas de prevención que se deben tomar?

Felipe Risopatrón, Gerente de Transporte y Logística de Conosur, cuenta que “a pesar del contexto que vivimos hoy, la empresa ha tenido operaciones puntuales e importantes, como, por ejemplo, estamos asegurando importaciones en estas industrias por una inversión de US$8,5 millones, y otras en minería por un valor cercano a US$22 millones”, detalla.

Según Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS) (https://www.agcs.allianz.com/), la situación de la pandemia impacta negativamente la cadena de suministro y los riesgos para la carga han aumentado significativamente. “Las interrupciones del tránsito a la carga debido a las fronteras cerradas, los despachos de aduanas retrasados ​​o simplemente debido a la falta de personal pueden significar demoras prolongadas en los tiempos de entrega o incluso el abandono de la carga. Las empresas deberían hacer todo lo posible para implementar una planificación sólida de los envíos de carga, y asegurarse de que tienen planes de respaldo en su lugar, debido a los cierres de última hora que estamos viendo en todo el mundo “, dice el Capitán Rahul Khanna, Jefe Global de Consultoría de Riesgos Marinos en AGCS.

Risopatrón destaca también que en el trayecto de la carga es fundamental “tener mucha precisión en todos los aspectos de la operación logística, ya que hay que tomar en cuenta las posibles dificultades en los puertos, así como también tener mucha preocupación por el robo en el tramo desde el puerto hasta la bodega final”. Él al igual que los expertos de AGCS, enfatiza en la prevención de las pérdidas. En dos áreas en particular a las que hay que atender constantemente: mitigación de riesgos para el almacenamiento de carga y mitigación de riesgos para mercancías en tránsito.

En la primera, los expertos hacen un llamado a las empresas a fortalecer la seguridad del almacén en el que va su carga, y evaluar si es realmente segura o no. Por ejemplo, si el almacén tuviese alarma, tendrían que verificar su funcionalidad. También recomiendan evitar la exposición prolongada de la carga fuera de su almacén, porque si no lo hacen, aumenta el riesgo de robo y de daño de la carga. Además, las empresas deberían tener un Plan B de almacenamiento, en caso de que el lugar habitual en donde guardan la carga no tenga la disponibilidad.

En la segunda área, de mitigación de riesgos para mercancías en tránsito, los expertos dicen que las empresas tienen que tener la confirmación de que el destino final recibirá sus cargas, y si es necesario, prepararse para que este no esté disponible, siempre considerando el alto número de empresas que están cerrando sus puertas a causa del Covid-19. También aconsejan hacer esfuerzos para identificar la cantidad de carga en tránsito y obtener cada cierto tiempo actualizaciones de los transportistas. Un buen ejemplo para esto es el uso de GPS y los dispositivos de monitoreo, para que así, la visibilidad de la carga sea total.

FUENTE: Allianz Global Corporate & Specialty, Safety And Shipping Review 2019

Compartir

Más publicaciones de Conosur:

HUMANIZAR LA DIGITALIZACIÓN

El factor humano es irremplazable, especialmente en el sector asegurador. La digitalización permite estar donde antes no era posible, además de multiplicar el alcance y

Suscríbete a nuestro Newsletter