MEGASEQUÍA: LA CATÁSTROFE SILENCIOSA QUE FAVORECE A LA INVERSIÓN SUSTENTABLE

En Chile, sabemos que las catástrofes pueden ocurrir de un momento a otro. Los terremotos son, para nosotros, habituales, tenemos experiencia y hemos avanzado muchísimo como país para enfrentarlos de la mejor manera cuando ocurren. Sin embargo, no son las únicas que vivimos como país. 

Tsunamis, marea roja, ciclones, olas de frío, olas de calor, inundaciones, aluviones, incendios forestales, avalanchas, tormentas de arena, temporales de lluvias, erupciones volcánicas, marejadas costeras, sequías y más. Nos encontramos dentro de los 50 países más riesgosos según el índice global de Riesgo por Desastres Naturales

Sin embargo, hace 10 años, el país está viviendo una catástrofe silenciosa: una mega sequía, desde Coquimbo a la Araucanía. Los expertos han advertido que la escasez de precipitaciones se acerca al 30%. De hecho, este año, en la zona de Coquimbo y Ñuble, las pérdidas hídricas oscilaron entre el 60% y 80% respectivamente. Y, justamente, la sequía se da en la década más cálida de los últimos 100 años, agravándola y acelerando la evaporación de lagos, embalses y cultivos. 

Frente a esta situación, el país está trabajando en la implantación de tecnologías y empleos de calidad. En el Norte, el uso del agua del mar es clave. Los principales impulsores e innovadores para enfrentar las consecuencias de la falta de agua son los sectores de la minería y la industria, están trabajando en tecnologías que buscan garantizar el acceso a agua y dar continuidad operacional a las faenas, con el agua de mar, que representa un 20% de toda la que usa la minería.

Hoy existen 24 plantas desalinizadoras y 22 proyectos en distintas fases de avance. Estas iniciativas significan que podemos enfrentar la mega sequía a partir del agua del mar: hoy se producen 5.570 litros de agua por segundo y en los próximos cinco años, esa cifra crecerá en 160%, a 14.468 litros de agua por segundo. 

Para más información, pincha acá

Compartir

Más publicaciones de Conosur:

HUMANIZAR LA DIGITALIZACIÓN

El factor humano es irremplazable, especialmente en el sector asegurador. La digitalización permite estar donde antes no era posible, además de multiplicar el alcance y

Suscríbete a nuestro Newsletter