LOS SEGUROS PARA STARTUPS: CÓMO AHORRAR Y BUSCAR LA PÓLIZA MÁS ADECUADA

Con ideas innovadoras ligadas al mundo tecnológico y digital, las startups se han convertido en parte fundamental del mundo empresarial, donde se han ganado su espacio con un modelo de negocios que rompió con los esquemas tradicionales.

Las rápidas posibilidades de crecimiento y desarrollo, en un contexto de fuerte competencia y diversas incertudimbres, suponen riesgos necesarios de ser asumidos para la consecusión de los objetivos corporativos. De ahí que una de las preocupaciones necesarias de ser resueltas para una startup sea la de contratar una compañía de seguros que le ofrezca una póliza que cubra sus requerimientos.

El periodo de incubación y crecimiento de las empreas emergentes es acotado, por lo que el resguardo de sus activos es fundamental.

 

Equilibrio entre gasto y beneficio

Teniendo en cuenta que que los emprendimientos de estas características muchas veces cuentan con un presupuesto reducido, el sitio web Trece Bits elaboró una guía sobre cómo gastar menos y escoger un seguro que cubra exactamente lo que cada startup necesita.

Lo primero que hay que saber, señala la publicación, es que un seguro para startup no debe tener una gran diferencia en relación a las pólizas pensadas para otro tipo de empresas. Las estructuras internas y externas son amenazas tanto para las pequeñas como para las grandes compañías.

La diferencia está en que las aseguradoras suelen usar un mapa de riesgos más amplio cuando se trata de las startup, y para ello se toman en cuenta los riesgos sobre las personas (empleados, clientes y terceros); reclamos de clientes y terceros; riesgo de instalaciones, maquinarias y tecnológicos; impagos comerciales, así como la estructura de la empresa.

Teniendo claro lo anterior, y sabiendo que las opciones existentes en el mercado son múltiples, Trece Bits señala algunas cuestiones fundamentales a tener en cuenta para identificar el seguro que se adapte de la mejor manera a las necesidades y presupuesto del emprendimiento:

  • Uno de los primeros pesos es identificar y determinar claramente los riesgos que corre el negocio y el impacto que generaría en el desarrollo de la pequeña empresa si ocurriera uno de esos imprevistos.
  • Es necesario considerar la mayor cantidad de imprevistos, para que así las preocupaciones a largo plazo sean menores.
  • La revisión exhaustiva de las ofertas de los seguros es de gran importancia. Esto porque en ocasiones hay propuestas con pagos muy atractivos pero que no se adaptan necesariamente a las necesidades de la startup. Es necesario leer detenidamente la letra chica.
  • Antes de contratar un seguro es imprescindible revisar la mayor cantidad de opciones que se encuentren disponibles en el mercado.
  • Recibir la asesoría de un corredor de seguros también debe ser considerado como una posibilidad. No supone un gasto extra, a la vez que ofrecerá información valiosa de acuerdo a lo que reales necesidades de la empresa.
  • Usar un comparador online para encontrar los mejores seguros es también una buena opción.

Una vez definido lo anterior, se proponen cuatro características fundamentales que debe tener el seguro a contratar:

  • Es indispensable contar con coberturas de responsabilidad civil, perjuicio por paralización y daño e incendio en la oficina.
  • Debe valorar la intensidad del riesgo y no el posicionamiento que tiene la startup en el mercado.
  • Es indispensable que cubra riesgos tecnológicos. La digitalización de los procesos es una realidad, tanto como las posibilidades de ciberataques asociados, los que pueden generar daños considerables a una empresa.
  • Él o los seguros a contratar debe tener una buena cobertura para proteger las instalaciones y a las personas que trabajan en ella.

Y por último, la recomendación base de todo: cada startup tiene necesidades diferentes, así que para ahorrar y al mismo tiempo tener una amplia cobertura, es indispensable conocer muy bien el mercado en el que se desarrolla.

 

FUENTE: Trece Bits

Compartir

Más publicaciones de Conosur:

HUMANIZAR LA DIGITALIZACIÓN

El factor humano es irremplazable, especialmente en el sector asegurador. La digitalización permite estar donde antes no era posible, además de multiplicar el alcance y

Suscríbete a nuestro Newsletter