LOS SEGUROS COMPLEMENTARIOS Y LA PANDEMIA DEL COVID-19

Desde que fue creada la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 1948, ha existido la idea de tomar acuerdos y estándares en relación con la salud mundial, sus profesionales y desarrollo de su conocimiento. Lo que se pactó, específicamente por 61 representantes de Estado en la Constitución de la OMS, fue que la “salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente de afecciones o enfermedades”. Esta frase no ha cambiado a lo largo del tiempo y es así que continuamente se han definido tratados y modelos que vayan en el cumplimiento de ello.

Hoy enfrentamos una nueva pandemia asignada como Covid-19, y la OMS ha pasado a tener un rol nuevamente protagónico en la generación de colaboraciones entre países y en la mejora de las políticas públicas, tanto durante la propagación acelerada del virus, como en lo que vendrá.

Las dos principales medidas han sido el resguardo preventivo de las personas o, mejor dicho, el aislamiento social, y la preparación de atención especializada a los más afectados. Sin duda, esto ha generado no solo un miedo a la muerte, sino que también un “miedo incontenible a la pobreza” ­-como versa una canción-, de los países y de las personas.

En este ámbito, los seguros de salud de primera capa u obligatorios (Fonasa, Isapre y otros) permiten financiar los costos de las atenciones de salud de las personas. Sin embargo, no son suficientes por los altos costos de los gastos en el sistema de salud, que a su vez son producidos por los avances tecnológicos y la investigación científica. Es por esto, que en los países como el nuestro existen modelos de “segunda capa”, es decir, seguros que las personas contratan por sobre los seguros basales de las Isapres o Fonasa, para que puedan resguardar los valores de las prestaciones de salud que no están considerados en la primera capa, como pasa por ejemplo con los medicamentos ambulatorios, sean temporales o permanentes.

Conosur, como un actor en la intermediación de los seguros de segunda capa o “Seguros Complementarios”, cuenta con un equipo de alta especialización que permite asesorar la contratación de este tipo de seguros de forma colectiva: por empresas u organizaciones. Conosur ha logrado que sus clientes construyan planes de beneficios adecuados a cada realidad particular de los grupos contratantes. Brinda coberturas que sean sustentables económicamente, tanto a mediano y largo plazo. Esto no se trata de tener solo una póliza de seguros que suba anualmente de precio, sino más bien un beneficio para aquellas personas que tienen gastos en salud, y que puedan lograr una adecuada mejoría y búsqueda de su bienestar.

En este contexto de pandemia, causada por el Covid-19, todos debemos tener cuidados en nuestra salud. Todos los sectores de la sociedad deben ser más conscientes en su propagación y solidarios en el cuidado de todos.

Conosur ha brindado las mejoras necesarias en los beneficios justamente por esta contingencia, hemos buscado el bienestar de nuestras colaboradoras y colaboradores, y, a través de ellos y ellas, llegamos a todos nuestros clientes, específicamente a nuestros asegurados y sus familias.

En este día internacional de la Salud, queremos entregar nuestro humilde reconocimiento a las enfermeras, enfermeros y los equipos de salud desde los auxiliares hasta las médicas y médicos de nuestro país y del mundo.

 

Roberto Gatica B, Gerente Mercado Público.

Compartir

Más publicaciones de Conosur:

HUMANIZAR LA DIGITALIZACIÓN

El factor humano es irremplazable, especialmente en el sector asegurador. La digitalización permite estar donde antes no era posible, además de multiplicar el alcance y

Suscríbete a nuestro Newsletter