LA GENERACIÓN Z ESTÁ AQUÍ: DESAFÍOS Y DEMANDAS

Los retos que implican las constantes transformaciones, ponen a prueba la flexibilidad y capacidad de conexión de las empresas con su entorno y exigencias. En el caso del sector asegurador, ya no solo se trata de atender los diversos y nuevos requerimientos de los usuarios, fortaleciendo los productos y los canales de comunicación, sino además uno de los grandes desafíos que se le presentan tiene que ver con los nuevos públicos que de manera masiva se suman a su ecosistema.

Para Álvaro Justribó, cofundador de la consultora española Mazinn, es el momento de ponerle atención a la llamada Generación Z, de la que forman parte quienes nacieron entre 1995 y 2010. Y es que una parte de ellos ya se encuentra de pleno interactuando en el mercado laboral, independizados con proyectos de vida adulta e incidiendo en los comportamientos de consumo.

Solo a modo de referencia, en Chile las personas entre los 15 y 25 años, representan alrededor del 14% del total de la población.

De acuerdo a lo que señala Justribó, teniendo en cuenta el peso específico que adquiere este segmento de la población, empresas de diversos rubros han tomado la decisión de crear comités de dirección donde son los propios jóvenes los que deciden cuestiones estratégicas.

Para el sector asegurador, una mayor atención a quienes promedian los 20 años supone dar cuenta del valor que eventualmente las compañías le asignan al talento joven. Se trata de un reto, dice el especialista, que la industria no puede evadir.

Al respecto, señala que una de las primeras medidas que las empresas deben tomar es la inclusión del talento joven, junto con la creación de procesos y dinámicas que les permitan proponer soluciones reales a los problemas del día a día del negocio. Álvaro Justribó se atreve a indicar que esto puede cambiar radicalmente el rumbo de las compañías aseguradoras.

Cambio cultural

En palabras del consultor, la atención a este segmento de la población implica entender que se trata de uno de los grupos más heterogéneos de la historia, que coincide en su gran mayoría en la apuesta por las nuevas metodologías de trabajo y para el que la gamificación de la profesión juega un papel central.

Introducir talento joven conlleva un cambio cultural realmente importante. Es por ello que las compañías que realmente les quieran sumar en las posiciones estratégicas, deberán crear procesos adaptados a estas expectativas para generar resultados productivos.

Adicionalmente, dice Justribó, es clave comprender que para evolucionar al ritmo de las tendencias que impulsan las nuevas generaciones, las compañías deben de integrar tecnologías de escucha activa en los diferentes canales de conversación, donde se relacionan los más jóvenes.

Claves y demandas

El último estudio realizado por Mazinn, da cuenta de cinco claves/demandas que pueden ayudar a entender mejor la relación de la llamada Generación Z con el sector asegurador.

Generar confianza y comprender la utilidad del servicio, son dos de los principales pilares que permiten captar a los jóvenes, ofreciendo seguridad y el conocimiento necesario respecto al funcionamiento de la industria y el beneficio de sus productos.

Según el estudio, el 82% de las personas encuestadas considera difícil saber lo que cubre o no un seguro, ya que el lenguaje es muy técnico. Por ello, adaptar los mensajes y la información a los códigos actuales es fundamental.

Procesos ágiles y simples. Se trata de un requerimiento transversal que toma mayor fuerza en los jóvenes. En su reporte, Mazinn señala que el 67% contrataría un seguro si fuera un proceso más rápido o fácil. A pesar de los esfuerzos por digitalizar el sector, los más jóvenes siguen considerando la contratación de un seguro un proceso lento y demasiado complejo.

Por último, la Generación Z demanda una coexistencia entre los seguros tradicionales y nuevos, en donde los relacionados con los datos online, la identidad digital o la carrera laboral, son centrales. Y es que los activos intangibles y la protección de la identidad digital son fundamentales para las nuevas generaciones, subraya Álvaro Justribó.

Fuente: Seguros News, 12 de septiembre.

Compartir

Más publicaciones de Conosur:

HUMANIZAR LA DIGITALIZACIÓN

El factor humano es irremplazable, especialmente en el sector asegurador. La digitalización permite estar donde antes no era posible, además de multiplicar el alcance y

Suscríbete a nuestro Newsletter