CHILE ENCABEZA LA LISTA DE PAÍSES CON LOS SEGUROS PARA AUTOMÓVILES MÁS BARATOS DE AMÉRICA LATINA

Con un valor promedio de 4,03 dólares para autos y de 42,5 dólares para motos, Chile se sitúa a nivel latinoamericano como el país con el Seguro Obligatorio de Accidentes Personales (SOAP) más barato de la región.

De los aproximadamente 14 países en América Latina que han implementado el modelo de seguro obligatorio para automotores, en lugares como Argentina y Venezuela se da bajo la modalidad de responsabilidad civil, mientras que en otros, como Colombia, se presenta como accidente personal o daños a terceros.

En contraste a lo que sucede en Chile, los seguros más caros de este último tipo se encuentran en Brasil, donde su costo promedio es de 548 dólares para automóviles y de 221 dólares para motos. Le sigue Perú, con un valor de 140 dólares y 245 dólares, respectivamente; luego Colombia, con 127 dólares y 126 dólares; Panamá, con 109 dólares y 40 dólares; y Uruguay, con 70,6 dólares y 28 dólares. Siendo estos los que cierran la lista de los cinco países más caros para adquirir el SOAP.

Los costos se dan dependiendo del tipo de automotor que se asegura y varían debido a diversos factores, además de estar sujeto a las condiciones propias de cada territorio. Para el caso de las motocicletas, su valor suele ser más alto y tiende a crecer debido al índice de accidentes que presentan este tipo de vehículos y los riesgos al transitar por la vía pública.

Cambios en la movilidad

De acuerdo a un estudio realizado por SwissRe Institute, hasta antes de la pandemia el total de primas de seguro de automotor en la región llegaba a 32 mil millones de dólares. Esto lo convierte en el mayor ramo con cerca de 40% de P&C (daños a terceros, por sus siglas en inglés),  y 20% de todas las primas del sector del seguro. Los cinco mayores mercados a nivel latinoamericano son Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México, países que representan más de 80%.

La entidad también advierte que el panorama de la movilidad está cambiando debido a la aparición de nuevas tecnologías como los vehículos eléctricos y autónomos, vehículos con conectividad a internet y movilidad inteligente (como la movilidad conectada y el uso compartido de automóviles y bicicletas).

No obstante, la transición hacia la movilidad inteligente no ha sido particularmente fluida, ya que los gobiernos todavía están tratando de determinar cómo regular a los nuevos actores.

Fuente: El Economista, 24 de septiembre de 2022.

 

Compartir

Más publicaciones de Conosur:

HUMANIZAR LA DIGITALIZACIÓN

El factor humano es irremplazable, especialmente en el sector asegurador. La digitalización permite estar donde antes no era posible, además de multiplicar el alcance y

Suscríbete a nuestro Newsletter