ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN TIEMPOS DE TELETRABAJO

Quédate en casa y trabaja. Quédate en casa junto a tus hijos y trabaja. Quédate en casa y quédate en casa. Sabemos que quedarnos en casa e intentar seguir con la rutina es difícil, sobre todo en estos tiempos de incertidumbre, en los que no sabemos cuándo podremos salir a la calle de forma segura y sin riesgo de contagiarnos.

Trabajar remotamente es una tarea que muchas veces nos acomoda, pero que también nos incomoda, sobre todo en los momentos de ansiedad y angustia. Es por esto que te dejamos algunos consejos y prácticas saludables que puedes hacer mientras ejerces tus funciones de forma remota.

Es siempre recomendable fortalecer nuestro Sistema Inmunológico con alimentos nutricionalmente densos como, por ejemplo, frutas, verduras, granos, huevos, carnes magras y cereales de grano entero. Además de hacernos más inmunes, estos nos darán energía y mejores pensamientos al momento de trabajar de forma remota.

La primera comida del día es clave para comenzar con buena disposición la jornada laboral. Antes de sentarte frente al computador, intenta darte el tiempo de prepararte un buen desayuno, rico en grasas saludables y cereales.

Si estás con mucha ansiedad, te recomendamos consumir meriendas o snacks nutritivos, como frutas frescas o deshidratadas, frutos secos, semillas, queso bajo en sodio o grasas saturadas. También puedes consumir jamones magros o yogurt. Lo importante es que no tengan exceso de azúcar, de sodio y de grasas no saludables.

Si sigues este ritmo, llegarás al almuerzo con poca hambre. Prepara algo liviano y simple, como una ensalada tipo sándwich o wrap y, de esta manera, quedarás satisfecho sin sentirte cansado. Así, pasarás la tarde con energía.

Un hábito muy bueno es beber agua durante el día. El cuerpo y el cerebro necesitan estar hidratados para funcionar de buena forma, y qué mejor que hacerlo con agua. Los riñones trabajarán de mejor forma y la sangre se purificará correctamente. Esto hará que todo tu organismo esté en armonía. Una buena forma de hacerlo y para que no se te olvide, es tener una botella con agua en tu escritorio o lugar de trabajo, sin darte cuenta beberás de forma frecuente y al final del día estarás hidratado.

Sabemos que los alimentos no saludables, con azúcar, sodio y grasas saturadas, son una tentación a la hora de estar ansioso. Siempre es mejor evitarlos. Intenta meterlos en una bolsa negra o roja para que tu cerebro entienda que son peligrosos y no te den ganas de consumirlos. O de primera, no los compres.

Otra recomendación que te damos es no acercarte al refrigerador. Coloca tus meriendas cerca de tu lugar de trabajo, de tal modo que no te acerques a la nevera con frecuencia. Cocina tus comidas, ojalá la noche anterior, y cuando tengas antojos, evalúa si son por hambre o por ansiedad. Estar en la casa muchas veces provoca que comamos más de lo que necesitamos. ¡Cuidado!

 

Maura González, Coordinadora de Gestión de Personas.

Compartir

Más publicaciones de Conosur:

HUMANIZAR LA DIGITALIZACIÓN

El factor humano es irremplazable, especialmente en el sector asegurador. La digitalización permite estar donde antes no era posible, además de multiplicar el alcance y

Suscríbete a nuestro Newsletter