SEPAMOS MÁS DE RIESGOS POLÍTICOS

El viernes 18 de octubre inició en Chile una crisis social sin precedentes en la historia de nuestro país. Sólo ese día hubo numerosas manifestaciones en nuestra capital, que terminaron con hechos de violencia y daños a la propiedad pública y privada, como fue lo del edificio de Enel y una sucursal del Banco de Chile, ambos en el centro. Se sumaron varias estaciones de Metro incendiadas, mientras en distintos puntos de la ciudad se producían enfrentamientos entre manifestantes y Carabineros.

A partir de ese día, y en los meses sucesivos, la situación fue agravándose y extendiéndose a todo el país, generando disturbios, incendios y saqueos en comercios, industrias, edificios públicos y hasta en oficinas sin acceso directo a público general.

Esto produjo pérdidas que superan los US$6.300 millones, de los cuales -según el balance de Libertad y Desarrollo- US$1.400 millones se perdieron por saqueos, destrucción de locales y lucro cesante en el comercio. Así también, la Cámara Chilena de la Construcción estima pérdidas por US$4.579 millones por daño a la infraestructura pública y privada, sin contar los US$350 millones en la red de Metro. Cifras que se elevan día a día a partir de las liquidaciones de siniestros que siguen estimando pérdidas de todo lo ocurrido en octubre y los meses sucesivos. Particularmente en Conosur Gestión de Riesgos, sólo por la causal de esta crisis social, tuvimos en 2019 más de 600 denuncias de siniestros con una pérdida reclamada de UF 4.791.420.-

Afortunadamente, buena parte de esta pérdida tuvo cobertura en el mercado asegurador, pues hasta antes del estallido social, esta clase de siniestros estaban en general cubiertos por las pólizas de property, transporte, STP, construcción y otras clases de pólizas, cuyo objeto era cubrir bienes físicos. Sin embargo y a pesar de todo, la cobertura a estos riesgos ha sido excluida en la mayoría de los casos, o a lo menos limitada en la contratación de nuevas pólizas, por lo que muchos asegurados se han visto en la necesidad de buscar nuevas alternativas para cubrir este riesgo latente.

Para combatir esto, Conosur Gestión de Riesgo junto a Conosur Reaseguros y a nuestra empresa asociada en Londres, RKH Insurance Brokers, hemos desarrollado un plan para buscar las mejores condiciones para las empresas de nuestro país y conseguir las coberturas que cada una de ellas necesita de acuerdo a su propia realidad.

Los seguros cubren específicamente los denominados “riesgos políticos”, que dan cobertura a los daños materiales que sufre el asegurado a razón de huelgas, conmociones civiles y disturbios, pudiendo sumárseles coberturas específicas a las necesidades de cada asegurado, como perjuicios por paralización generados por daños materiales por uno de estos riesgos, coberturas de pérdidas de arriendo e inhabitabilidad de los inmuebles del asegurado y, por supuesto, cobertura a saqueos que se produzcan a razón de las circunstancias ya descritas.

Si bien, los disturbios han cesado producto de la pandemia, nada asegura que vuelvan a surgir en la medida que avanza el año y, en especial, cuando se acerque la fecha del plebiscito programado para fines de octubre de este año. Por lo anterior, nuestra recomendación es buscar alternativas de aseguramiento acordes a las necesidades de cada industria en particular, como las siguientes.

Nicolás Ruedi, Subgerente Técnico.

Compartir

Más publicaciones de Conosur:

HUMANIZAR LA DIGITALIZACIÓN

El factor humano es irremplazable, especialmente en el sector asegurador. La digitalización permite estar donde antes no era posible, además de multiplicar el alcance y

Suscríbete a nuestro Newsletter