COVID-19 Y LOS EFECTOS EN LOS SEGUROS A NIVEL GLOBAL

EL PANORAMA GLOBAL

Este año 2020 ha sido sin dudas uno de los más catastróficos para la industria mundial producto de la ya declarada pandemia del COVID-19.

Los daños ocasionados por este virus han tomado escalas mundiales y ha desencadenado innumerables medidas de los gobiernos, en donde las fronteras se han cerrado, las personas han tenido que permanecer en cuarentena en sus hogares, las industrias han tenido que digitalizar lo más posible sus funciones, inclusive otras han tenido que paralizarse y por último los eventos de todo tipo han tenido que ser cancelados o postergados.

Las medidas anteriores y la fuerte propagación de este virus han encendido las alarmas en todo el mundo ya que puede ocasionar una recesión mundial y por ende millones de empresas a nivel global pueden quebrar.

Los efectos de las medidas tomadas por las diferentes naciones han generado innumerables problemas financieros y dudas en las organizaciones producto de la paralización y la cancelación de eventos. Los efectos anteriores han desencadenado una serie de dudas y problemas para el mercado asegurador, el cual ha recibido innumerables siniestros producto de las pérdidas por la paralización, la cancelación de eventos, posibles disminuciones en pagos de primas entre otros.

Mientras pasan los días los números de personas contagiadas aumentan, una mayor cantidad de empresas y negocios se ven obligadas a disminuir su producción o cerrar, los eventos han tenido que postergarse para fechas inciertas y los reclamos por paralización y cancelación aumentan para el mercado asegurador.

¿Pero esta situación está cubierta en las pólizas? ¿Existe un seguro contra pandemias? ¿Cómo han respondido las diferentes aseguradoras a nivel mundial?

PARALIZACIÓN O INTERRUPCIÓN DEL NEGOCIO

Las pólizas de seguro de todo riesgo y perjuicios por paralización cubren las pérdidas o daños físicos sufridos por las cosas o bienes asegurados y aquellas pérdidas producidas por la paralización o interrupción del negocio asegurado derivada de u ocasionada por tales daños físicos. Esta cobertura también incluye los gastos operativos que deben pagarse incluso si el negocio no está operativo.

Dado que las coberturas de paralización de negocios funcionan en base a los bienes o propiedad del asegurado, generalmente se requieren pérdidas o daños físicos para activar la cobertura.

De acuerdo a lo anterior y dada la contingencia actual, el problema critico que están enfrentando los asegurados y aseguradoras es si la pérdida financiera se ha debido a una perdida física o daño a la propiedad producto del COVID-19.

Las enfermedades de este tipo que tienen un alto poder de contagio y que, a pesar de no ser visibles al ojo humano, podrían ocasionar una pérdida o daño físico en la propiedad o bien del asegurado desencadenando la cobertura del seguro.

Según los recientes estudios (1) que se han hecho con respecto al COVID-19 por los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU., se ha demostrado que una persona infectada al toser o estornudar arroja miles de gotas con el virus, las cuales al caer en superficies contaminan la propiedad de forma inmediata y además este virus puede permanecer ahí durante varias horas, inclusive días.

El estudio anterior nos evidencia que el virus puede permanecer en superficies como el acero inoxidable o el plástico durante 72 horas, en el cartón por 24 horas y en el cobre por 4 horas.

Dado la alarmante información anterior se puede evidenciar cierta preocupación ya que una persona al estar en contacto con las superficies anteriores, si estas estuvieran contaminadas podría obtener el COVID-19. Esto podría suponer que realmente es un daño a la propiedad ya que inhabilita la posibilidad de ocupar la propiedad o instalaciones ante una contaminación de este tipo.

En el mercado asegurador ha habido respuestas (2) ante esta situación. Según Aviva UK, la cual realizo un comunicado en donde explican que su cobertura de interrupción de negocios se basa en una lista especifica de enfermedades y lo han hecho desde el brote del SARS en 2003. Sin embargo, sus políticas excluyen la interrupción de negocios debido a enfermedades nuevas y emergentes como el COVID-19.

Por otro lado, AXA UK, tuvo una respuesta similar, ya que como este virus es nuevo, hay muy pocas pólizas que lo cubran ya que la gran mayoría enumera de forma específica las enfermedades que cubren y bajo esos términos no estaría cubierta.

Y lo mismo ha respondido Zurich UK, quienes proporcionan cobertura para interrupción comercial “sin daños”, lo que se relaciona con la necesidad de cerrar un local debido a eventos imprevistos que incluyen enfermedades específicas de notificación obligatoria vinculadas al local.

Si una póliza de seguro tiene cobertura de enfermedad de declaración obligatoria, la póliza generalmente enumerará qué enfermedades están cubiertas. Las políticas de Zurich nunca han incluido enfermedades relacionadas con una pandemia como el SARS, la gripe aviar o el coronavirus debido a la dificultad de las aseguradoras de poder cuantificar el riesgo potencial.

Por último, en el Congreso de EE. UU se está discutiendo si las aseguradoras deben pagar a los asegurados ante las pérdidas ocasionadas por una paralización de este tipo ya que evidencian que las pérdidas por interrupción comercial son de carácter físico, ya que la funcionalidad o confiabilidad de la propiedad se ha visto afectada.

Sin embargo, esto depende de diversos factores, ya sea la jurisdicción del país en donde está la póliza y también si estas pólizas poseen exclusiones o no con respecto a las perdidas resultantes de un virus o pandemia. Además, depende de cada póliza y del asegurado, ya que cada asegurado posee diferentes hechos subyacentes, disposiciones específicas y como se mencionó antes la ley de cada país.

A medida que la crisis del coronavirus se extiende y sus impactos se amplían, es importante que los asegurados comprendan completamente la cobertura de propiedad que tienen, o que potencialmente tienen, para que puedan mantener registros adecuados de pérdidas, notificar de inmediato a sus aseguradoras y estar preparados para buscar cobertura en el futuro.

CANCELACIÓN DE EVENTOS

Este tipo de pólizas están destinadas a asegurar ingresos o gastos relacionados con eventos contra una cancelación debido a circunstancias fuera del control del asegurado (generalmente delineadas como cobertura “por todas las causas”), como eventos climáticos como huracanes, tornados, tormentas importantes, terremotos e incendios forestales, así como eventos terroristas, huelgas laborales, la no aparición de personas clave para el desarrollo del evento y la falta de disponibilidad del lugar debido a incendios, inundaciones o cortes de energía. Existen variaciones de este tipo de cobertura de seguro de acuerdo a la industria.

Una póliza de cancelación de eventos “por todas las causas”, estaría proporcionando cobertura ante cancelación de eventos producto de un brote de enfermedades como el COVID-19, pero depende de cómo este redactada la póliza y de cómo sean las circunstancias específicas.

Para este tipo de pólizas existe una cobertura opcional, la cual brinda cobertura para cancelación de eventos dado el brote de enfermedades infecciosas o transmisibles. Sin embargo, dada la situación actual no se está brindando y además se está excluyendo específicamente el COVID-19 dentro de las pólizas más nuevas.

Puede que previo al impacto actual del COVID-19 esta cobertura esté presente en algunas pólizas más “antiguas” y dado eso los asegurados podrían estar cubiertos ante daños económicos derivados de la cancelación de eventos.

Según Swiss Re, las estimaciones sobre las perdidas producto de cancelación de eventos, podrían significar una suma total de $6.3 mil millones de dólares para la industria.

Ante la suspensión de las olimpiadas de Tokio de este año, Swiss Re tiene una exposición de 250 millones de dólares y Munich Re incluyendo este y otros eventos, posee una exposición total de millones de tres dígitos.

Esto evidencia que esta línea de negocio en la industria aseguradora va a ser una de las más afectadas por el COVID-19 este año.

Sin embargo, a pesar de que son pérdidas significativas, no ha podido ser comparada con los daños que podrían provocar una catástrofe natural.

INDUSTRIA DE LA AVIACIÓN

Dentro de las primeras vías de como este virus se propago por el mundo, fue sin duda mediante los vuelos aéreos y el constante tránsito de gente entre países afectados a otros que no tenían el virus.

Ante la situación anterior la gran mayoría de los países cerraron sus fronteras para evitar que el número de personas contagiadas aumentara, provocando un desastre en la industria de la aviación, quienes se han visto obligados a suspender la casi totalidad de los vuelos a nivel mundial.

Las pérdidas para las compañías aéreas han sido multimillonarias, ha habido empresas al borde de la insolvencia, otras pidiendo un rescate de sus gobiernos y otras lamentablemente han quebrado. Lo anterior ha producido también un grave problema para diversas aseguradoras.

Los números negativos que se están presentando en esta industria han producido una gran caída en las primas de aviación comercial en donde los elementos de los contratos de seguro, incluidos los términos de crédito o los pagos completos de las primas, se están renegociando al igual que creando cierta flexibilidad en los pagos.

Lo anterior debido a que si bien, existen contratos de seguro de aerolíneas que se estructuran bajo una base de prima fija, hay otros que se calculan sobre una base ajustable, la cual significa que el monto que pagan las aerolíneas depende del volumen de pasajeros y la cantidad de vuelos programados que posean.

En una estimación emitida por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (3) dijo que la crisis del COVID-19 podría costar al mercado mundial de aviación comercial $ 113 mil millones de dólares en ingresos.

 

Referencias:

  1. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc2004973?referringSource=articleShare
  2. https://www.insurancebusinessmag.com/uk/news/breaking-news/coronavirus-firms-clarify-business-interruption-coverage-217610.aspx
  3. https://insuranceinsider.com/articles/132102/aviation-insurers-face-sharp-premium-decline-as-coronavirus-hits

Compartir

Más publicaciones de Conosur:

HUMANIZAR LA DIGITALIZACIÓN

El factor humano es irremplazable, especialmente en el sector asegurador. La digitalización permite estar donde antes no era posible, además de multiplicar el alcance y

Suscríbete a nuestro Newsletter